Caribe

aCtividades

Color, fiestas, playas, brillo, arenas doradas, vallenatos, cumbias, historia, puertos donde los grandes ríos se unen con el mar a los pies de la majestuosa Sierra Nevada de Santa Marta, el hogar de los hermanos mayores, el lugar donde palpita el corazón del mundo

Aquí confluye una enorme diversidad ecosistémica, que va desde el páramo hasta el desierto, pasando por la Selva Húmeda Tropical (Urabá-Darién) y el Bosque Seco (Magdalena Medio). Toda esa riqueza es amenazada por la ganadería extensiva, la minería (legal e ilegal), la construcción de infraestructura vial (terrestre y acuática -como los proyectos de navegabilidad del río Magdalena-), la contaminación hídrica y el turismo descontrolado. Esta región incluye una zona megadiversa: el Urabá, donde se ubica el conocido Tapón del Darién, que se comparte con el vecino Panamá.

territorio - Urabá

Ubicado en la esquina noroccidental del país, en la frontera con Panamá, existe un paraíso tropical, el Urabá-Darién. Este es el punto de encuentro entre la biodiversidad de los continentes de América del Sur y Norte, y uno de los lugares con el mayor número de especies endémicas del mundo, es decir, especies que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.  

En el Urabá – Darién se mezclan la naturaleza densa y salvaje, con ríos del bosque húmedo tropical que desembocan en el Golfo de Urabá al mar Caribe.

Cientos de kilómetros de manglar protegen la costa y alojan a millones de peces y organismos de agua, que son el sustento alimentario de las diversas comunidades afro-descendientes, mestizas e indígenas que habitan la región.

Esta zona de gran riqueza ha estado tradicionalmente abandonada por el Estado y ha sido víctima de diferentes manifestaciones del conflicto interno del país. Por su localización estratégica, es una ruta para el tráfico de drogas y ha sido disputada por diferentes grupos armados que han dejado daños irreversibles tanto en la sociedad como en su biodiversidad.

Río Mutatá - Urabá

La pérdida de biodiversidad en esta zona tiene su origen en los monocultivos de banano y palma, que desde 1955 han promovido la deforestación de grandes áreas de bosques de manglar, generando la pérdida de especies de fauna y flora endémicas.

Más recientemente la minería y la explotación de petróleo, junto con la urbanización que ellos traen consigo, tienen bajo presión a este hábitat prodigioso y están amenazando uno de los lugares más biodiversos de la tierra.


problemática

Monocultivo

En la región del Urabá, el área cultivada cubre aprox. 62.235 ha (6,1%) y el área de pastos 86.160 ha (8,4%).

MinerÍa

8.300 km2 (71,2% del total de la región) se encuentran bajo 564 concesiones extractivas.

Deforestación

55% de la madera extraída en los últimos quince años en Colombia viene del Urabá.

Volver a regiones
Todos los derechos reservados
Fotografías por Martin Meyer
Web por Manuel Echavarria
FacebookTwitterInstagram
Page in english